CASTELL DE GUADALEST SABE LO QUE QUIERE

by

fotodamianreducida2CASTELL DE GUADALEST SABE LO QUE QUIERE

FICHA TECNICA
Marina Baixa. 16,12 Km2
A 24 Km. de Benidorm
204 habitantes
>2 millones de visitantes/año

El Castell de Guadalest ha sido para mí, un destino turístico familiar a lo largo de mis 20 años de vida profesional en Alicante vinculada al TRAM. Durante este tiempo la popular excursión de Guadalest ha compartido con el Limón Express el protagonismo de los productos de Benidorm de mayor demanda y arraigo turístico.

Solo es posible mantener durante tantos años ese liderazgo, si los responsables han hecho bien sus deberes, principalmente el propio Ayuntamiento. Un producto turístico de alta calidad con una buena gestión, son garantía de éxito; por lo que las pretensiones actuales de la Alcaldesa de El Castell de Guadalest, Trini Amorós, y su equipo de gobierno de alcanzar el reconocimiento de Patrimonio Mundial, está garantizado.

La visita turística que la Asociación de Periodistas y Escritores de Turismo ha protagonizado a este entrañable municipio recientemente, me ha resultado especialmente gratificante por varias razones: Por la excelente atención dispensada por su alcaldesa, por el encanto de pasear por uno de los más hermosos rincones del interior de Alicante y por el reencuentro con viejos amigos.

El recorrido por los pintorescos y cuidados establecimientos del municipio tampoco ha defraudado mis expectativas. Sus museos, sus sugerentes tiendas de recuerdos, la belleza del entorno y sobre todo su producto turístico global, cada día con nuevos contenidos y valores, tienen bien ganado ese liderazgo turístico. Otro aspecto que me llamó poderosamente la atención fue la limpieza, el excesivo esmero por la limpieza de todas las instalaciones públicas y privadas.

La casa Orduña, un palacete, patrimonio municipal, será un digno escaparate para todo tipo de exposiciones municipales, que cuentan ya con parte del legado dejado en ella por los herederos de los señores de Orduña, históricos amos de bienes materiales y espirituales de los pobladores de los municipios del valle.

El paisaje de Guadalest me evoca los parajes serranos de mi tierra: la Sierra de Cazorla, Quesada, el Santuario de Tiscar, etc., tan cerca de mi domicilio actual. Castell de Guadalest es también un lugar para el ensueño y la reflexión, a 600 m. sobre el nivel del mar, rodeado de montañas, un entorno geográfico con características singulares, donde se respira el silencio y se evoca la vida contemplativa.

Pero además, su equilibrada oferta turística permite ocupar ampliamente la jornada y satisfacer cualquier necesidad: compra, gastronomía, artesanía popular, etc.

Trini Amorós, alcaldesa de Castell de Guadalest y su equipo, nos han contagiado el entusiasmo que profesan por su municipio; se han preocupado de organizarnos una visita turística agradable y bien documentada. Así mismo nos han informado de sus proyectos más inmediatos, que no son pocos. A la iniciativa de alcanzar para el municipio la catalogación de Patrimonio Mundial, me adhiero desde estas líneas por el convencimiento de que es justo merecedor de tal distinción.

El Castell de Guadalest no sólo reúne los atributos para alcanzar tal prerrogativa sino que cuando se sabe lo se quiere y se pone la ilusión en el trabajo, las cosas acaban sucediendo de esa manera.

En mi recorrido por el municipio, tropecé con un viejo amigo, un visionario incansable, un genio de las miniaturas, Antonio Marco. Tuvimos la suerte de conocernos hará unos 20 años, él con afán expansionista del negocio y yo buscando actividades para las estaciones del Tren de la Marina. Finalmente Antonio optó por otro emplazamiento para su nuevo museo, Polop, desestimando la estación de Altea por dificultades de acceso para los autobuses. Deseo que la suerte haya estado de su lado. Hoy nos hemos vuelto a encontrar en Guadalest, al pié del cañón, activo como siempre en el santuario de su creatividad y en breves minutos volvimos a renovar la vieja y sana amistad que nos unía. La obra de Antonio Marco es una pieza importante para el producto turístico del Castell de Guadalest. El museo de Antonio Marco es para verlo con detenimiento y poner en movimiento las diversas escenas y paisajes. Hay que fijarse en los detalles para descubrir la perfección de esta obra personal. Sencillamente genial, como él mismo dice y no exagera.

Damián Uclés Fernández
Vicepresidente de la AAPET
2009

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: