Posts Tagged ‘Estadísticas Turismo’

TURISMO 2010: El remedio a las enfermedades.

febrero 1, 2010

Sin duda, hablar del turismo en definiciones abstractas y generalistas es, cuanto menos, desafortunado si lo que se pretende es dar ánimos al sector. Obviamente cada zona, comarca, región o país, distribuye su nivel de confianza en función de los resultados y registros obtenidos en el último año, pero con la nostalgia de los buenos tiempos, lo cual hace germinar cierta esperanza y promueve reinvenciones cargadas de originalidad. Todo ello, si además viene avalado por las impresiones de la Organización Mundial del Turismo que asegura que la caída del turismo ha tocado fondo y crecerá cerca del 4 % en 2010, genera expectación en el sector y hace confiar en que la previsión para este año se defina en el ansiado repunte.

Amanecer desde el Postiguet Alicante

                En 2009, se registraron en todo el mundo 880 millones de llegadas de turistas internacionales, un 4% menos que el año anterior. Los ingresos también descendieron un 6%, mucho peor que el 2008. Sin embargo, el ritmo de caída actual, después de ralentizarse durante el 2009, ha marcado signos de recuperación a finales de año hasta situar el registro de crecimiento en un 2%. La media de las emisiones españolas hacia destinos extranjeros se incrementó en más de un 3% en 2009. Esta tendencia contiene elementos esperanzadores y de clara transformación, lo cual la OMT califica de dato positivo, aunque no se puede olvidar que estos registros son medidas basadas en promedios generales.

Famorca Alicante

 

                El crecimiento económico en los principales mercados emisores, especialmente en Europa y Estados Unidos, sólo es un frágil resurgir de la confianza. Esperemos que a consecuencia del aumento de los déficits públicos, se tomen medidas que estimulen de forma reiterada determinados criterios que puedan conducir al sector por caminos seguros. Pero, ¿qué ocurre con España? Obviamente, las políticas de desmesurado gasto que está llevando el gobierno, nos vuelven a dejar en la cola de Europa. Lo cual, no quiere decir que sea un desastre, entre comillas claro, ya que el mercado alemán y británico, volverán a fijar sus ojos en nuestro país como un destino a tener en cuenta, debido esencialmente al abaratamiento de las estancias en algunas zonas que habían creído que  “todo vale cuando todo va bien”. De hecho, las compañías hoteleras han tenido que verle las orejas al lobo para darse cuenta de que es mejor vender barato que no vender. Pero, el resultado de la política del gobierno, restringe brutalmente las opciones de crecimiento del mercado turístico español.

Playa del Postiguet Alicante

                La Comunidad Valenciana puede ser una de las grandes beneficiadas del crecimiento del mercado alemán, británico o francés. Lo cual volverá a generar empleo en el sector servicios. Sin embargo, si la iniciativa privada no se acompaña de políticas de turismo coherentes, todos los esfuerzos serán inútiles. En este sentido, se percibe desde la calle un enfrentamiento entre entidades turísticas autonómicas y provinciales que no favorecen en nada el desarrollo de las nuevas actividades turísticas. Resulta obvio que las relaciones entre el Consell y el Patronato de Turismo en la Costa Blanca no son idílicas y ello conlleva ciertas ambigüedades a la hora de tomar decisiones. Lo que impera en este momento es dejar de mirarse de reojo y arrimar el hombro. Por mucho que algunos se empeñen, el turismo de Sol y Playa no debe ser la primera de las prioridades. Evidentemente es otra más de las opciones a mimar, pero el tiempo de esa versión turística está llegando a su fin. Lo que impera en estos tiempos son los complementos con matices originales. ¿Por qué limitarnos a mostrar el contenido de un modelo más que instaurado?

Atardecer en el Mediterraneo

Alicante posee otros mercados que determinados sectores turísticos demandan cada vez más y, estamos en lo cierto, cuando decimos que debe ser la iniciativa privada la que ponga en marcha el desarrollo de dichas actividades. Pero los políticos deben de dejarse de monsergas y ofrecer a los empresarios todos y cada uno de los resortes que permitan estas iniciativas. Hablamos de opciones económicas y fiscales, pero sobre todo de infraestructuras y estructuras de servicios que ofrezcan al turista una estancia atractiva y llena de originales matices. En la provincia de Alicante existen ciudades cuya inercia les permite destacar en el sector turístico con notables altos. Pero otras ciudades están luchando por posicionarse ante los cambios que se avecinan y deben tenerse en cuenta. Por otra parte, los distintos receptores turísticos siguen sin encontrar el detonante que les una en una masa homogénea que se posicione de forma razonable. Me refiero especialmente al sector rural, tan disgregado como desunido y sin atisbos de soluciones. Son los políticos, a través del Patronato o del Consell, los que tienen que unificar criterios de actuación y tomar las riendas de este “sálvese quien pueda”, para que la provincia de Alicante aparezca ante el mundo como un destino con variedad de ofertas, no sólo de Sol y Playa. Tenemos cultura, paisajes, deporte, ecología y, sobre todo, un mar que, no sólo tiene arena para tomar el Sol, si no también posibilidades de actividades náuticas y ofertas submarinas. Nuestra gastronomía y nuestros vinos pugnan por ser conocidos y que se les permitan ser piropeados. Sólo si se unen los esfuerzos se alcanzarán los resultados.

TEXTO: Francisco Soler Sempere  AAPET

FOTOS: José Luis Rodríguez  Free Lance

Anuncios